Cómo limpiar tus joyas y mantenerlas bellas como el primer día

31 Mar 2020
volver

Las joyas son, por definición, compañeras atemporales y muy personales. Pero ¿cómo conservarlas tan bellas y brillantes como el primer día? Quienes amamos estas creaciones estamos de suerte.

Limpiar tus joyas y mantenerlas en perfecto estado es mucho más sencillo de lo que parece. Aquí te dejamos algunos consejos básicos sobre cómo limpiar tus joyas de oro, plata y piedras preciosas.

Cómo limpiar oro y plata

No hay forma mejor, más sencilla ni más económica de limpiar joyas de oro que con agua jabonosa. Introduce la pieza en un recipiente con agua templada y unas gotitas de detergente lavavajillas y deja que este actúe durante un cuarto de hora. Después, frota el oro con un paño o, en el caso de la suciedad más escondida, con un cepillo de cerdas suaves. Enjuaga bien la joya y déjala secar al aire. Conviene recordar que el agua que utilices no debe estar muy caliente, pues podría dañar las piedras preciosas o algunos elementos que las adhieren al oro.

Cómo limpiar diamantes y piedras preciosas

El agua con jabón es también el mejor aliado para limpiar joyas con diamantes. Sumerge la pieza en agua tibia con unas gotas de detergente y, una vez este haya actuado, limpia la piedra con un cepillo suave. Ten especial cuidado con la parte trasera del diamante, en donde podría haberse acumulado más suciedad.

Cómo limpiar perlas y gemas porosas

En el caso de gemas porosas como las perlas, el coral o el ámbar, evita sumergirlas en agua. Este tipo de gemas orgánicas se deben limpiar con un paño humedecido para evitar que el agua penetre en su delicada estructura.

Cómo almacenar tus joyas

Procura guardar tus joyas por separado, en bolsitas individuales. Así prevendrás roces y golpes que podrían deteriorarlas.

Cuándo ponerse las joyas

Siempre en último lugar: ciertos productos cosméticos como las lacas para el pelo, los jabones o los perfumes pueden dañar la superficie de algunas joyas, especialmente las de piedras con algún tratamiento. Procura que sean el último elemento que sumes a tu look: colócate las joyas al final, después de haber acabado con todo lo demás, y prevendrás que estos elementos abrasivos les caigan encima.

Haz caso al sentido común

El sentido común dicta que para hacer ciertas labores es mejor quitarse las joyas con piedras preciosas, que podrían sufrir golpes, rayaduras o deteriorarse con elementos como la sal del mar o el cloro de las piscinas, o incluso con el sudor, si sales a hacer deporte con ellas puestas.

Asesoramiento para la limpieza de joyas

Aunque, como has visto, la mayor parte de las joyas se pueden limpiar con agua y jabón y de forma muy sencilla, en algunos casos es conveniente acudir a un profesional. Ciertas gemas y creaciones se tratan con productos que alargan su vida y su brillo y estos baños pueden requerir un mantenimiento más delicado. No dudes en ponerte en contacto con tu establecimiento de referencia para que te aconseje la mejor forma para conservar tus joyas tan bellas como el primer día.

¿PODEMOS AYUDARLE?

Contacte con Jael Joyería a través de WhatsApp
Horario de atención online:
L-V 10:00-13:30, 17:00-20:30

Santiago
Coruña