Oyster Perpetual Submariner

EL RELOJ DE BUCEO DE REFERENCIA

Relojes de buceo por excelencia, el Oyster Perpetual Submariner y el Oyster Perpetual Submariner Date encarnan el vínculo histórico que une a Rolex con el universo de la exploración submarina.

Presentado en 1953, el Submariner fue el primer reloj de pulsera hermético hasta 100 metros de profundidad. El Submariner Date, dotado de la función de fecha, se presentó en 1969. La hermeticidad de ambos modelos aumentó más tarde hasta 300 metros. Reconocidos por su robustez, conquistaron también la tierra firme y se convirtieron en los relojes predilectos para una gran variedad de actividades y deportes.

El diseño del reloj de submarinismo por excelencia

El diseño del Submariner, herramienta de supervivencia bajo el mar, está completamente determinado por las necesidades prácticas de los buceadores. El modelo ha ido evolucionando qmediante la incorporación de elementos que mejoran su funcionalidad.

Con su caja Oyster de 41 mm, su esfera dotada de índices y agujas luminiscentes de gran tamaño, su bisel giratorio unidireccional y su brazalete Oyster, el Submariner y el Submariner Date están entre los relojes más reconocibles jamás diseñados. Elemento clave de su funcionalidad, el disco de bisel Cerachrom graduado de cerámica de alta tecnología contribuye plenamente a su fortísima identidad. Su graduación de 60 minutos permite a los submarinistas controlar con precisión el tiempo de inmersión.

Fiabilidad, robustez y funcionalidad

La caja Oyster del Submariner y el Submariner Date garantiza una hermeticidad de hasta 300 metros de profundidad. La corona Triplock, provista de un sistema de triple hermeticidad, se enrosca sólidamente a la caja y garantiza una hermeticidad total.

Diseñado para ser a la vez robusto y confortable, el brazalete Oyster está equipado con un cierre de seguridad Oysterlock que evita cualquier apertura involuntaria, y con el sistema de extensión Rolex Glidelock, que permite un ajuste preciso de la longitud del brazalete sin necesidad de herramienta alguna.

 

El Submariner y el Submariner Date están equipados con el calibre 3230 y el calibre 3235 respectivamente, movimientos mecánicos de cuerda automática completamente desarrollados y manufacturados por Rolex. Su arquitectura, la calidad de su fabricación y sus innovadoras características les confieren un excelente rendimiento en materia de precisión y fiabilidad. La reserva de marcha de ambos movimientos es de aproximadamente 70 horas.

Certificación de Cronómetro Superlativo

Como todos los relojes Rolex, el Submariner y Submariner Date cuentan con la certificación de Cronómetro Superlativo. Esta denominación atestigua que cada reloj que sale de los talleres de la marca ha superado con éxito una serie de pruebas llevadas a cabo por Rolex en sus laboratorios internos. El estatus de Cronómetro Superlativo se simboliza mediante el sello verde y va acompañado de una garantía internacional de cinco años.

Llave a las profundidades

Si bien el Submariner fue concebido para la exploración subacuática y el buceo, Recién salido de los talleres Rolex, el reloj tuvo un éxito inmediato y muchos profesionales de las profundidades marinas lo pusieron a prueba para la marca. Uno de estos pioneros fue Dimitri Rebikoff, un ingeniero y fotógrafo submarino francés.

En su informe de 1953, Rebikoff escribió que el rendimiento del Submariner durante las pruebas había sido extraordinario: «Podemos confirmar que este reloj no solo ha resultado completamente satisfactorio en unas condiciones de inmersión extremadamente duras y especialmente fatales para el material utilizado, sino que además ha resultado ser una ayuda imprescindible para cualquier inmersión con escafandra autónoma».

Visítenos para descubrir de primera mano el Submariner

Como Distribuidor Oficial Rolex, estamos autorizados para vender relojes Rolex. Gracias a nuestros conocimientos y savoir‑faire, le ayudaremos a tomar una decisión que durará toda la vida.